El exclusivo té con el que el Valle conquista paladares en Europa, Invest Pacific
18 mayo 2018

Publicado por El País

Hace más de medio siglo Agrícola Himalaya S.A., una empresa netamente vallecaucana, le apostó al mercado del té y las bebidas aromáticas, y hoy sus productos llegan no solo a América Latina, sino a Europa y EE.UU.

Pero la meta es ampliar esas exportaciones en el 2018 de ese tipo de bebidas que cada vez ganan más terreno entre los consumidores, como sustituto del café y los refrescos carbonatados, dice el gerente de la empresa, Andrés Velasco Sardi.

Y para ello, la firma está empeñada en posicionar su marca de té de origen Bitaco para competirles a grandes productores del Asia y el Oriente.

La compañía tiene sus cultivos en el corregimiento Bitaco del municipio de La Cumbre, los cuales se pasarán de 60 a 100 hectáreas antes de cinco años.

Teniendo en cuenta los resultados de los últimos años, ¿cuál es la apuesta de la empresa del 2018 en expansión y exportaciones?

En el 2017 crecimos alrededor de un 16% en ventas de la compañía y para el 2018 estamos presupuestando un nivel similar. Ese crecimiento está muy apalancado en el negocio de las exportaciones que aumentarían entre 20% y 25%. Antes representaban el 8% en nuestro negocio.

En el campo exportador tenemos como bandera la marca té Hindú, la cual está llegando a once países básicamente de Latinoamérica, Centroamérica y Estados Unidos.

Obviamente, allí ha comenzado a pesar entre 2% y 5% la nueva marca Bitaco de té especial de hoja suelta para mercados internacionales y con un foco específico en Alemania, Francia, Inglaterra, Holanda, Canadá y Estados Unidos. La marca se lanzó hace poco más de un año con mucho éxito entre los consumidores. Y sobre todo porque ya se encuentra en las casas de té más importantes de esos mercados.

¿Cuál es la ventaja competitiva de ese tipo de té para esos mercados que son tan exigentes?

Es un té de alto valor agregado producido 100% en Colombia, el cual proviene de unas 55 hectáreas de siembras, que son las que abastecen este mercado de hoja suelta de la marca Bitaco.

Se trata de un proceso totalmente diferente al que manejábamos para la marca Hindú. Es un té cosechado a mano a través de mujeres cabeza de familia. El té se procesa en una planta de moderna tecnología de la India, ubicada en el corregimiento de Bitaco, en el municipio de La Cumbre.

¿A cuánto llegan esas exportaciones actualmente?

Las ventas están en alrededor de $50.000 millones, de las cuales $10.000 millones son por cuenta de las exportaciones.

¿Qué nuevo mercado se tiene en la mira por parte de la compañía?

Buscamos seguir fortaleciendo los mercados de Alemania, Francia, Holanda, ya que los latinoamericanos están suficientemente abastecidos con la marca Hindú. Sin embargo, hay posibilidades de un mayor crecimiento. Pero nuestra mira exportadora son esencialmente los mercados europeos con la marca Bitaco de alto valor agregado.

¿Cómo Himalaya ha enfrentado a los productores asiáticos, que son verdaderas potencias en cuanto a té y otras especies aromáticas?

Es complicado, pero la ventaja nuestra es que se trata de un té especial de orígen. Por ejemplo, el té de hoja suelta (Bitaco) tiene una característica muy parecida a lo que puede ser una tasa de café o un vino, ya que dependiendo del orígen tiene unas condiciones organolépticas diferentes a las de cualquier otro.

Hemos logrado en el proceso y en nuestra cosecha manual unas características muy especiales reconocidas a escala internacional.
Tanto que los consumidores europeos están comenzando a apreciar esas diferencias en aroma y sabor del té frente a los que se producen en otras partes del mundo.

Los colombianos son preferiblemente consumidores de café. ¿En qué va la tarea de estimular el consumo de té en infusión, pues generalmente se ve en refrescos y otras bebidas?

El consumo de té en los hogares puede estar alrededor del 20% máximo frente a otras bebidas. Pero es un mercado que ha crecido a ritmos del 9% y el 10% en los últimos tres o cuatro años, pero aún nos falta.

O sea que va creciendo a buen ritmo a la par con el mejor desempeño de la economía. El té ingresa cada vez a los hogares especialmente por sus beneficios a la salud versus otras bebidas calientes.

Pese a ello el mayor consumo per cápita en América Latina está en Chile y el mundo se concentra en los países asiáticos y del Oriente, mientras en el mundo occidental, Inglaterra tiene alta demanda.

En el caso del té de hoja suelta, al cual estamos apostándole con nuestras exportaciones, el consumo internacional viene creciendo a tasas del 12% y 15% por año.

La barrera puede ser el sabor, sobre todo para los jóvenes, pero cuando se logra con ingredientes totalmente naturales el consumidor le pierde el temor a probar.

Se dice que el té, especialmente entre los ‘milenials’ se ha convertido en una moda. ¿Qué opina frente a esta tendencia?

El té se está volviendo cada vez más en un complemento en el consumo de bebidas calientes. Hoy, en cualquier expendio o gran tienda en el mundo, como en el caso de Starbucks, no solo ofrecen café sino té a las personas.

El mismo Juan Valdez en sus tiendas ha incursionado con el té para sus clientes como otra opción. Es porque la gente quiere encontrar cada vez más un sustituto importante. Es decir, en la mañana consume café y en las tardes un té caliente. Es una combinación que cada vez más gana terreno al igual que un mercado creciente como el té frío a través de bebidas carbonatadas con muy poco extracto para saborizarlo de manera artificial. Pero ese producto es muy distinto a las marcas, nuestras marcas naturales Hindú y Bitaco.

¿Hay posibilidades de expandir los cultivos actuales, teniendo en cuenta que el consumo de té está aumentando?

Estamos proyectando precisamente una expansión de los cultivos. Iniciamos con unas 50 hectáreas y hoy ya tenemos unas 60. Nuestro plan para los próximos cinco años es llegar a 80 ó 100 hectáreas. Ahora sembramos a un ritmo de 5 u 8 hectáreas anuales más para atender la demanda de estos mercados.

Eso es lo que nos va a copar de alguna manera la capacidad que inauguramos el año antepasado con una inversión de $6000 millones. El complejo se proyectó para procesar la producción de unas 100 hectáreas de hoja de té.

Obviamente, en la región de Bitaco está la plantación ya que el té debe ser cultivado muy cerca de la planta de procesamiento porque la hoja no resiste más de hora y media después de ser cosechada.

¿Cuántos empleos genera la compañía en la actualidad. Hay posibilidad de nuevas plazas con los proyectos de expansión?

Estamos generando empleo para 320 personas de las cuales el 80% son directos y el 20% son temporales, ya que dependen de los ciclos de producción de los cultivos.

La idea es aumentar esa planta de personal una vez se concreten las expansiones proyectadas.

En Colombia, ¿cómo está la competencia frente a otras marcas del mercado?

Con la marca Hindú y las infusiones nuestras tenemos entre el 45% y el 48% de participación en el mercado colombiano. Y estamos creciendo a niveles del 10% y 12% en los últimos tres años con esa marca, que es la líder del mercado.

Lo importante aquí es que adelantamos una estrategia de innovación permanente, pues estamos convencidos de que si no lo hacemos, y frente a lo que el consumidor nos exige, estaríamos sacrificando el crecimiento de la empresa.

Por eso estamos lanzando entre dos y tres productos (infusiones y aromáticas) anualmente para renovar el portafolio, en un mercado que hemos logrado dinamizar. No nos podemos quedar quietos en innovación, y sobre todo frente a la competencia con el café.

Nuestro competidor en Chile es la marca Supremo de Cambiaso Hermanos que es muy fuerte allá. Aquí también tiene presencia Lipton que es la marca de Unilever que es mundial. Pero nosotros aquí nos defendemos de buena manera frente a dichos competidores.

El consumo hoy

De acuerdo con la firma Euromonitor International el consumo de té en Colombia es de unas 11,6 tasas per cápita al año, mientras en Turquía son 1793 tasas, el mayor del mundo.

Le siguen otros países como Irlanda, Gran Bretaña, Rusia y Marruecos, en su orden.

En Chile, el mayor consumidor de té en América Latina, se llega a 22 tasas al año.

Pese a la fuerte penetración del té, las bebidas gaseosas y el café siguen siendo las de mayor consumo en el país.

La empresa inauguró en el 2016 una moderna planta de procesamiento de té en Bitaco, en la cual fueron invertidos alrededor de $6000 millones.

Té Hindú tiene hoy el 48% del mercado de esa bebida en infusión en Colombia. Le compiten varias marcas internacionales como Lipton.

Compartir: